Posición de la DGAO frente al proyecto de ley (reglamento de tasas para dentistas, GOZ) del 24 de marzo de 2011

Desde el punto de vista de la ortodoncia con alineadores, de los ortodoncistas y de su pacientes, se ha tomado la siguiente posición frente al proyecto de ley. La reflexión central es que la ortodoncia con alineadores es un proceso "nuevo" según el párr. 6 apto. 2 del GOZ, que en la República Federal Alemana comenzó a aplicarse a partir del 2001, es decir, tras la entrada en vigor del GOZ válido el 22 de octubre de 1987, y que está reconocida como medicina académica como muy tarde desde 2006. Cuenta como uno de los procedimientos mejor documentados de la odontología con el que, hasta la fecha, han sido tratados cerca de 1,5 millones de pacientes. Este procedimiento no se describe con la suficiente claridad y transparencia en el proyecto de ley en comparación con el tratamiento multibanda convencional ("brackets"). Por ello, es muy necesario que se modifique dicho proyecto de ley.

En primer lugar cabe señalar que, en su versión actual, el GOZ no contempla normas sobre liquidación aplicable a la ortodoncia con alineadores. El texto actual del proyecto de ley respecto a los honorarios de los dentistas dentro del marco del tratamiento ortodóntico sólo incluye una incorporación después del punto 6080 del GOZ como sigue:

"Las medidas mencionadas en los puntos 6030 hasta 6080 incluyen todos los servicios para la remodelación maxilar y retención, y para el ajuste de la mandíbula inferior en la oclusión normal, con independencia de los métodos empleados (p. ej. colocación, activación y/o retirada de ligaduras, arcos, anclajes en los alineadores o retenedores fijos), o de los aparatos de terapia usados (p. ej. también férulas de material plástico)."

Por lo demás, los cambios y las ampliaciones del apto. G son modificaciones de redacción o aclaraciones sobre las deducciones de los costes de material y de laboratorio en un tratamiento ortodóntico.

I. Nueva regulación o explicación de lo existente

Por eso —especialmente considerando la motivación del proyecto de ley— no queda claro si el legislador, con la inclusión del texto después del pto. 6080, quiere regular activamente o hacer una aclaración. A favor de lo último se considera la formulación en la motivación del proyecto de ley, de que el contenido (conocido) de la prestación de los ptos. 6030 a 6080 se "describa más detalladamente" ; es decir, el legislador sólo explica las regulaciones existentes sin pretender cambiar el contenido en sí de las mismas. Esto también se deduce a raíz de que el legislador, en el párrafo G, no cambia ni complementa el texto de las mismas posiciones de prestación, ni incluye nuevas partidas de prestación. En el proyecto de ley, tales cambios de las partidas de prestación en el GOZ se refieren al ámbito de las prestaciones profilácticas, conservadoras e implantológicas, mientras que en el ámbito de las prestaciones ortodónticas se reconoce una intención de regular solamente con respecto al acuerdo de costes adicionales. Además, la única inserción de texto también tras el punto 6160 (sobre los gastos de material y laboratorio incluidos en el honorario) solamente tiene un contenido aclarador sin elementos reguladores.

La tendencia de los financiadores será entender la formulación en cuestión del proyecto de ley como regulación que justifique que, en el futuro, la colocación de anclajes para alineadores ya no será restituida por aplicación análoga del pto. 6100. La liquidación análoga de la colocación de anclajes conforme a la incorporación de un bracket adhesivo según el pto. 610 del GOZ es actualmente una práctica habitual confirmada por una jurisprudencia consolidada y deliberada a su nivel de competencia. En el futuro, los financiadores reclamarían contra esta práctica de liquidaciones. Dado que el uso de anclajes de material plástico es necesario en prácticamente todos los tratamientos con férulas alineadoras y representa una prestación especial propia, ya no habría la posibilidad de liquidación de una parte considerable de los gastos futuros en el marco de un tratamiento con alineadores.

Parece cuestionable si los autores del proyecto de ley, quienes sólo querían describir el contenido de la prestación de las partidas de prestación existentes, eran conscientes de que los financiadores podrían reclamar para sí mismos la formulación en cuestión como bloqueo de liquidaciones para aspectos esenciales del tratamiento, no sólo con la nueva terapia con alineadores. Partiendo de la motivación del proyecto de ley, parece más probable que la intención no era un efecto regulador en el sentido de un bloqueo de liquidaciones para el nuevo procedimiento con alineadores, y posiblemente el organismo regulador no se haya dado cuenta del efecto regulador de sus explicaciones. Por eso, sería necesario eliminar las palabras "anclajes en los alineadores" en el borrador. Esto debería valer para todos los demás puntos aquí mencionados (colocación, activación y/o retirada de ligaduras, arcos o retenedores fijos) que contribuyen también al malentendido.

II. Regulación insuficiente de la ortodoncia con alineadores

El proyecto de ley no implementa el encargo contenido en el pacto de coalición de adaptar el reglamento de tasas para los dentistas (GOZ) al estado de la ciencia considerando también las tendencias en los costes. Este objetivo formulado como postulado político también resulta directamente de regulación legal del párr. 6 del GOZ, según el cual los métodos de tratamiento recién desarrollados y practicados deben ser liquidados mediante una correspondiente aplicación de las partidas de prestación del GOZ existentes. Al mismo tiempo, el legislador tiene que adaptar las condiciones de la liquidación al progreso científico y odontológico en caso de enmiendas de ley (como se hizo con la introducción del pto. 900 después de que la implantología dental se hubiese emancipado como parte integral de la medicina académica).

Sólo por la mención única del alineador en una enumeración ejemplar, además entre paréntesis y fuera de una partida de liquidaciones concreta, no ha de suponerse que el método de tratamiento como tal ha sido registrado e incorporado por parte del legislador. Al contrario, con respecto a la futura liquidación de la ortodoncia con alineadores, el proyecto de ley no aclara si la liquidación análoga hasta ahora practicada sigue siendo válida o incluso, si la falta de consideración de este método de tratamiento en una partida de prestaciones independiente hace pensar que estas medidas ortodónticas (por falta de regulación expresa) no puedan ser liquidadas ni directa ni indirectamente en el futuro.

III. Ninguna necesidad de regulación para la reglamentación fragmentaria realizada

Para la inserción tras el pto. 6080 no existía ninguna necesidad de regulación. En su motivación, el proyecto de ley explica que la inserción sirve "para evitar la falta de claridad que se ha producido en la práctica de la aplicación". Quizá tal falta de claridad se haya producido en la liquidación de los otros métodos de tratamiento mencionados. Para la liquidación de un tratamiento con alineadores está claro desde 2006 que se trata de un nuevo procedimiento, que debe ser liquidado en aplicación análoga al GOZ. Sobre esta base, se consolidó una práctica de liquidaciones que fue precisada en sus detalles por la jurisdicción. Así que las faltas de claridad mencionadas en la motivación del proyecto de ley no se refieren a la ortodoncia con alineadores.

Los aspectos de costes mencionados en el contrato de coalición tampoco requieren la inserción mencionada: por norma general, el tratamiento ortodóntico con alineadores no conlleva costes más elevados que un tratamiento con brackets convencionales. Hay que resaltar que esto es válido incluso si la colocación de los anclajes —como actualmente es costumbre— es liquidada análogamente al pto. 610 del GOZ. Así, la jurisdicción consideró estos costes del tratamiento con alineadores en pacientes menores de edad como gastos necesarios y económicamente adecuados en el sentido del párr. 6 apto. 1 de la BundesbeihifenVO. Finalmente, el procedimiento con alineadores también cumple con los requisitos de prestación del seguro médico obligatorio según el párr. 28 apto. 2 frase 5 de la SGB V.

IV. Efectos regulatorios no deseados

Finalmente, deben esperarse unos efectos regulatorios que no coinciden con los objetivos del proyecto de ley, sino que están en contradicción con ellos:

La aplicación del proyecto de ley llevaría a que el innovador procedimiento con alineadores estaría peor situado que la terapia multibanda convencional ("brackets") en cuanto a aspectos de liquidación. Para aclarar la conveniencia económica del procedimiento con alineadores, los organismos de ayudas sociales y los tribunales administrativos compararon los costes de ambos métodos de tratamiento, y el resultado fue que no hay ninguna diferencia de costes entre ambos procedimientos. Todo esto bajo la premisa hasta ahora válida de que la adhesión de los brackets y de los anclajes, respectivamente, es liquidable según GOZ 610 en ambas variantes de costes. Si, en el futuro, no se permitiera esta liquidación a los dentistas que emplean el procedimiento de los alineadores, el legislador habría creado incentivos de honorario a costa del procedimiento innovador. Esto no sería compatible con su intención de integrar adecuadamente los métodos innovadores en el sistema de liquidaciones.

Además, no se cumpliría el objetivo regulatorio del proyecto de impedir las liquidaciones dobles poniendo de relieve el principio de las prestaciones relacionadas con sus objetivos. Como acaba de demostrar la comparación de costes, la emancipación del innovador procedimiento con alineadores provocó en el mercado una equiparación de los costes con los de la terapia multibanda convencional. En cuanto al tratamiento con alineadores, ni se conocen liquidaciones dobles no deseadas, ni han de temerse, así que este objetivo regulatorio tampoco puede justificar la inserción en cuestión. Al contrario, incluso parece contradictorio con el sistema que el legislador influya en la competencia de los métodos mediante la posterior disposición de las partidas de la prestación.

V. Propuesta de cambio

Desde el punto de vista de la ortodoncia con alineadores, de los ortodoncistas y de los pacientes, el proyecto de ley presentado es un borrador de regulación fragmentario y ambiguo. Habría mucha más claridad si no se mencionara en absoluto la ortodoncia con alineadores (cancelando las palabras "anclajes en los alineadores") y se mantuviera así la situación legal actual y asegurada.

Además, se propone cancelar la disposición general anterior al pto. 6000 del GOZ acerca de los  materiales estándar retribuidos. Tal regulación de costes adicionales representa una contradicción con el sistema en el derecho de la liquidación privada y ni fomenta la transparencia de la liquidación, ni crea una mayor protección del consumidor. Sobre todo, los financiadores querrán limitar en el futuro la retribución a los materiales más económicos, lo que no tiene en consideración el principio de que el paciente con seguro privado también debe tener la posibilidad de elegir libremente entre varias opciones de tratamiento en caso de una diferencia de costes.

Go back